Policía decapitado por militantes islamistas tras imposición de ley marcial en Filipinas

Militantes islamistas decapitaron a un jefe de la policía y retuvieron a varios rehenes, incluido un cura, en el sur de Filipinas, donde el presidente Rodrigo Duterte impuso una ley marcial para frenar a los islamistas que pretende extender al conjunto del país.

“El jefe de la policía de Malabang fue detenido cuando volvía a su casa en un control operado por terroristas y creo que le decapitaron en el lugar directamente”, declaró el presidente para justificar la ley marcial impuesta en el sur de Filipinas.

Rodrigo Duterte precisó el miércoles que podría declarar el régimen de excepción “en todo el país para proteger a la población”.
El jefe del Estado impuso la ley marcial el martes por la noche en la región de Mindanao, cuando combatientes que juraron lealtad a la organización yihadista Estado Islámico (EI) se enfrentaron a las fuerzas de seguridad e incendiaron edificios en la localidad de Marawi.

El presidente advirtió que la implantación del régimen de excepción recordaría a los tiempos de la dictadura. Se trata no solo de poner fin a los combates en Marawi sino también de afrontar la amenaza islamista inspirada en la organización Estado Islámico a través de Mindanao. [AFP]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s