Furia en Sudáfrica contra las promesas postapartheid incumplidas

A primera vista, Ennerdale parece un suburbio modesto pero decente de casas de ladrillo de color ocre o rojo en las afueras de Soweto, al suroeste de Johannesburgo. Puertas adentro, llama la atención la miseria, que ha derivado en protestas.

Los muebles escasean, al igual que el agua y la electricidad, y la basura se amontona sin que nadie la recoja. En un cuarto viven a veces más de diez personas.

Los 17.000 habitantes no aguantan más. Al comienzo de mayo dieron rienda suelta a su ira en la calle. La quema de neumáticos, los enfrentamientos con la policía y los saqueos a los comercios se sucedieron en Ennerdale y se propagaron a otros barrios pobres de la ciudad más grande de Sudáfrica.

En el país, estas espirales de violencia urbana, llamadas ‘disturbios por la mejora de los servicios públicos’, son diarias, o casi. Reflejan los fracasos de la ‘nación arcoíris’ un cuarto de siglo después de la caída del apartheid.

AFP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s